Füssen


Fuimos al Castillo de Neuschwanstein desde Munich en tren. Fue construido a mediados de 1800 por el rey Luis II de Baviera, que una vez derrocado abandonó el castillo y no fue ocupado desde ese tiempo.

Sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial sin un rasguño, a pesar de haber servido de depósito de obras de arte del régimen Nazi.

Actualmente está abierto al público, para llegar hasta el castillo hay una media hora de caminata por una calle en subida, en el pie de esta colina hay lugares para comer, tiendas y lugar para pasar el día.

Este castillo se construye en una época donde los castillos y fortalezas ya no eran necesarios desde el punto de vista estratégico, sino que nació como una fantasia del rey Luis II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *