Estambul

Es el nucleo de atracciones en Turquía. La ciudad existió históricamente con diferentes nombres, primero Bizancio y después Constantinopla.

Se encuentra entre dos continentes, Asia y Europa, y es atravesado por dos mares en los cuales controla el paso, el Egeo y el Negro.

La ciudad está dibujada por trazos griegos, bizantinos y musulmanes. Fue centro del imperio Otomano, por lo cual está llena de mezquitas, baños turcos, jardines y edificios con fachadas tanto llamativas como lindas.

Alojamiento

www.booking.com/hotel/tr/eresin-taxim-premier.en.html?aid=1492375&no_rooms=1&group_adults=1

Moneda

Lira turca, un euro son 7,34 liras

Como moverse

  • Tranvia: Entre tunel y Taksim por toda la calle de la independencia funciona uno de los pocos tranvías históricos que quedan en la ciudad.
  • Funicular: Entre Kabatas y Taksim funciona un funicular conectado al metro que evita subir la cuesta desde el Bósforo hasta Beyoglu. Si no se saca la tarjeta de transporte se paga una ficha para subir.
  • Metro: Se puede pagar con la tarjeta de transporte que se consigue en los quioscos de la ciudad o con una ficha.

De mañana se empieza por la parte europea de la cuidad, en el barrio Sultan Ahmet. Se puede empezar la mañana en la mezquita-iglesia Santa Sofia (Aya Sofya), un edificio bizantino que sirve de santuario mas allá de creencias ya que en el tiempo fue usada tanto por católicos como musulmanes, cambiando el propósito del templo, hasta que hoy en día es un santuario más allá de la creencia.

Cerca de Santa Sofia, se llega a la Cisterna de la Basílica, un lugar con 300 columnas sumergidas. Fue construida por Justiniano en el siglo VI para ser usado como depósito del suministro de agua de la ciudad. En unas columnas se pueden ver las estatuas de Medusa.

También cerca de estos lugares se encuentra otro edificio muy famoso de Estambul como es la Mezquita Azul. Su exterior se compone de muchísimas cúpulas de manera casi escalonada. Fue encargada por el sultán Ahmet I a principios de siglo XVII y por encargue de este se decoro con azulejos de Iznik que dan la tonalidad azul.

La otra gran mezquita de Estambul es la de Süleymaniye, diseñada a mediados de siglo XVI para Soliman el Magnífico.

Más allá de estas famosas mezquitas en Estambul hay mas de doscientas, por ejemplo la Mezquita Rüstem Pasá.

Continuando con esta ruta se llega al Gran Bazar, mercado del siglo XV donde se venden ropa, joyas, alfombras, cestos, artículos de piel, entre otras cosas. A unos 500 metros de este bazar se encuentra el Bazar de las Especias donde se pueden comprar dulces turcos, especias y demás productos.

Siguiendo esta ruta se llega al Palacio de Topkapi, situado en la colina cercana al Bósforo. Es un palacio con aspecto de fortaleza, creado para que sea la residencia del sultán.

Entre las colecciones del palacio se encuentran trajes, relojes, joyería, colecciones caligráficas y alhajas custodiadas en la biblioteca de Ahmet III.

Lo que realmente más llama la atención del palacio es el harén, núcleo de las concubinas del sultán y de las disputas políticas, donde se asesinaban a los hijos del sultán y otros pretendientes del trono.

El mejor rincón de Topkapi igualmente es una terraza al extremo del palacio que da al mar Mármara y desde acá se pueden conseguir panorámicas de la ciudad.

Frente al Palacio se encuentra el Museo Arqueológico que es uno de los mas destacados por sus colecciones de cerámicas, azulejos y mosaicos, además del sarcófago de Alejandro Magno.

Otro palacio a visitar es el Palacio Dolmabahçe, donde se visitan los salones de ceremonias y azul, la escalera de cristal, el dormitorio de Ataturk y los baños.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *